Frank de la Rica

/

Mi trayectoria de vida

Cuando era joven me pasaba el día bailando y haciendo gimnasia deportiva. Otra de mis pasiones era la moda, Vogue era mi «libro» de cabecera. Y por supuesto soñaba con viajar.

MIS PRIMEROS TRABAJOS

Mientras terminaba el instituto trabajé en una empresa de seguros, llamada Cesce, como grabador de datos. Vi rápido que aquello de trabajar en una oficina no era para mí. Así que me saque el titulo de monitor de Aerobic, para salir del paso mientras encontraba mi camino profesional. Terminé el instituto y comencé a estudiar la carrera de Turismo, lo de trabajar horas sueltas en un gym no daba para mucho, así que empecé mi periplo como dependiente en tiendas de moda. Durante varios años trabajé para Zara, Massimo Dutti, Marks and Spencer y Hoss Intropía. 

Justo antes de terminar la carrera me trasladé a vivir al centro de Madrid, y me hice amigo de mis vecinas que trabajaban en el cine. Un día me dijeron que por qué no me hacía maquillador, y pensé «y ¿por qué no?». 

MI ETAPA PRE-PILATES

Me formé como maquillador, y a los pocos meses estaba trabajando para Estée Lauder, viajando por toda España. Después pasé una temporada en Barcelona como formador de una firma, llamada Stila Cosmetics, pero se paralizó su expansión y me pasaron a MAC Cosmetics, era justo cuando abrían sus primeros stands. Después de 13 años maquillando sentí que necesitaba cambiar que esa etapa llegaba a su fin…

Me tomé un año sabático. Y me hice TCP (Auxiliar de vuelo), otra de mis asignaturas pendientes. Pero ya era demasiado mayor para trabajar en ese sector, 33 años. No fluyó, así que tuve que reinventarme de nuevo, y doy gracias de que no funcionara, por que encontré mi gran pasión y retomé el contacto con el deporte.

MI ETAPA PILATES

Allá por el 2007 me certifiqué en la PMA (Pilates Method Alliance) como instructor de Pilates. Desde que conocí el Método tuve claro que quería mantener la línea de trabajo de Joseph Pilates. Así que después de varios años de formación y prácticas en el Estudio Pilates Wellness and Energy y de la mano de discípulos del mismísimo Joe, Ron Fletcher o Lolita San Miguel… me lancé a abrir mi propio Estudio. 

MI PRIMERA MARCA

«Frank de la Rica Bodycoach» fue mi marca. Y «si piensas que Pilates es solo eso que te estira y te relaja.. es que no me conoces».

Durante 8 años me centré en el trabajo con actores, actrices, bailarines y profesionales del medio escénico. Ayudándoles a desarrollar la conciencia corporal y a cuidar su cuerpo en entrenamientos personalizados de Pilates con máquinas.

Por mis manos pasaron Bárbara Lennie, Aura Garrido, Verónica Echegui, Alex García, Andrés Velencoso, Marta Hazas y much@s más.

Durante esta época alcancé una alta notoriedad con aparición en prensa, Glamour, Women’s Health, incluso Vogue! que llegó a llamarme «el gurú del Pilates» y ya se sabe… lo que Vogue dice va a misa. 

Esta etapa de trabajo personalizado me ayudó a especializarme en técnica y en un trabajo muy exhaustivo y minucioso. Aportando así al alumno no sólo una clase de movimiento sino la posibilidad de desarrollar la conciencia corporal, y poder aplicar en otros ámbitos de su vida o en sus actividades deportivas favoritas lo aprendido en clase.

Durante un par de años también estuve dando clases de conciencia corporal para actores en la escuela de formación actoral de Raquel Pérez.

UN NUEVO ENFOQUE

El trato cercano que permiten las clases privadas y el hecho de trabajar con actores me fue llevando a una conclusión.  Que no era viable obviar las emociones en el proceso de transformación corporal. (Ya en su momento, cuando inicie mi andadura con Pilates me saque la titulación de Maestro de Reiki). Así pues para completar mi trabajo y darle sentido y estructura a algo que ya hacía de forma innata me certifiqué en postgrado en Bioneuroemoción® con Enric Corbera en 2019.

Y de nuevo sentí la necesidad de reinventarme y evolucionar. Así que cerré mi estudio en Febrero del 2020.  

EMOTIONAL FITNESS 

Nace Emotional Fitness. Mi nuevo proyecto. Empieza una nueva etapa, en la que me dedicaré al desarrollo de la conciencia corporal y emocional utilizando como herramientas de trabajo el Método Pilates y la Bioneuroemoción®.

Si miro atrás es curioso como siempre me he dedicado a lo mismo, hacer que la gente se sintiera y se sienta bien consigo misma, pero trabajando desde la capa mas externa que era el aspecto físico, en mi época como maquillador, pasando por el trabajo corporal con el método Pilates, hasta llegar a la evolución natural que era la capa mas profunda, las emociones.

En los tiempos que corren con gimnasios Low Cost, acceso a tutoriales de Youtube (donde cualquiera puede subir sus videos y no hay nadie que contraste lo que está contando) y el querer resultados rápidos, creo que es imprescindible volver a sentar las bases de un movimiento consciente y correcto. Te ayudará a obtener mejores resultados, ahorrar tiempo, prevenir lesiones, potenciar tu disciplina deportiva favorita. Y a nivel de crecimiento personal aprender a conocer tu historia, tus programas inconscientes te llevará a experimentar una vida más equilibrada.

POSDATA:

Detrás de todo esto que has leído y que te he contado tan fluido y fácil hay mucho trabajo, fracasos, desesperación, decepciones, muchas vueltas, lágrimas, noches sin dormir. Ni te imaginas. Pero el denominador común de toda esta trayectoria es que para bien o para mal soy muy inconformista, y cuando se me mete algo entre ceja y ceja… y por supuesto el apoyo incondicional de familia y amigos. 

Ésta historia está escrita en plena cuarentena de la pandemia provocada por el virus Covid-19. Así que lo que ocurra a partir de ahora está en manos de Dios (o el que haya montado este tinglado) y del Coronavirus . Lo único que está en mi mano es desear y mi deseo es compartir mi experiencia y conocimientos para seguir creciendo juntos cuando salgamos de esta. 

Deja un comentario